domingo, 16 de septiembre de 2012

“Es lamentable el manejo político de la investigación”

por Elizabeth Cañas - Vicerrectoría de Investigación
11 de septiembre de 2012

Así lo señalaron expertos durante el foro “El futuro de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación en Colombia”. Preocupan las regalías, el rumbo de Colciencias y la falta de políticas claras que beneficien el desarrollo científico. 

Ángela Restrepo, directora científica de la Corporación para Investigaciones Biológicas; Álvaro Rendón Gallón, Consejero de Investigaciones de la Universidad del Cauca; Eduardo Posada, presidente de la Asociación Colombiana para el Avance de la Ciencia; y Jairo Humberto Restrepo, investigador de la Facultad de Ciencias Económicas de la Universidad de Antioquia.

La solicitud de la comunidad científica colombiana para que se revisen las políticas del Sistema Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación —SNCTI—, y el futuro de Colciencias, sigue en pie, tras dos meses de silencio por parte del Gobierno Nacional.

Los expertos e investigadores reunidos en el foro “El futuro de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación en Colombia", realizado en la Universidad de Antioquia el 10 de septiembre, advirtieron que el Gobierno no ha dado la cara frente a las peticiones que hicieron, el 17 de julio del 2012, 1.400 investigadores y científicos colombianos, 140 de ellos radicados en el exterior.

Ellos firmaron una carta que fue enviada al presidente Juan Manuel Santos, solicitándole que sentara una posicisión sobre el momento crítico por el que atravieza el desarrollo científico en Colombia.

Del optimismo que teníamos en agosto de 2010 para captar los recursos de las regalías, dos años después lo que hay es una gran desilusión. La solicitud es que se revisen las políticas que rigen el presente porque, paradójicamente, hay más recursos pero se ha caído en una destinación desigual y bajo un discurso inmediatista de la ciencia”, dijo Jairo Humberto Restrepo, investigador de la Facultad de Ciencias Económicas de la Alma Máter.

Por su parte, Ángela Restrepo Moreno, directora científica de la Corporación para Investigaciones Biológicas —CIB—, lamentó las condiciones que rigen la política de Colciencias y del SNCTI. "Colombia es un país favorecido con mentes brillantes, pero este activo no se ha tenido en cuenta”, dijo.

Las condiciones científicas en el país, advirtió Restrepo, han mejorado. Así lo demuestra el aumento del número de grupos de investigación y la fijación de metas y líneas para desarrollar en este campo. Pero lo logrado hasta ahora podría sucumbir porque el momento que vive la ciencia no es el óptimo.

De acuerdo con el decano de la Facultad de Economía de la Universidad del Rosario, Hernán Jaramillo Salazar, el Gobierno Nacional debe resolver el problema de equidad en la distribución de recursos que ofrece la Ley de Regalías, pues los fondos no son para Colciencias. En cambio, se encarga a las gobernaciones de dar orientación a esos recursos.

Esto generará inequidad, pues es previsible que se favorecerán proyectos de innovación a corto plazo, o se destinarán recursos a regiones donde no es posible, por falta de infraestructura y desarrollo científico, aprovechar eficazmente los fondos de regalías.

Esto ha incidido para que el desempeño de Colciencias no sea el más eficiente. Ante esta coyuntura esa entidad está llamada a recuperar la confianza de la comunidad científica y fortalecer su papel ante el Gobierno, explicó Jaramillo, advirtiendo que ese objetivo será desvirtuado mientras haya un manejo político de por medio.

En su opinión, eso quedó demostrado tras el nombramiento del nuevo director de esa entidad, Carlos Fonseca, vinculado al Partido Verde. “Es lamentable que la destinación del nuevo funcionario se redujese a un asunto político. Causa dolor que la entidad líder del conocimiento se ofrezca a un partido, que por demás, puso en duda el valor de la entidad y del cargo”.

En vilo por la ciencia
Los expertos, presentes en el Foro “El futuro de la Ciencia, la Tecnología y la Innovación en Colombia”, señalaron que la meta es propiciar un gran diálogo para despejar la incógnita en la que ha venido sumida la ciencia colombiana en los últimos años.

Aspiran que se resuelva lo que llamaron la fracturación de la investigación científica en Colombia, y que se canalicen los recursos a través de la institucionalidad creada por medio de la Ley 1286 de 2009, del Fondo Francisco José de Caldas y de los programas y estrategias nacionales en los cuales ha avanzado el país en las dos últimas décadas.

Los participantes reiteraron también la necesidad de hacer veeduría a los recursos originados por las regalías y de examinar las leyes que rigen no sólo el futuro científico en el país, sino también su desarrollo y la posibilidad de cumplir con las metas educativas y formativas.

Se trata de fijar coherencia entre la integración de la ciencia, la investigación y la innovación. Ese mismo objetivo que fue fijado en 1990, hoy requiere un espacio de discusión que custodie el desarrollo científico, fundamental para el crecimiento económico y necesario para garantizar la función social y formativa de la ciencia y de la investigación. “Ese es un camino de vida para resolver preguntas y ayudar a la gente”, señaló Restrepo.

Información de contexto
En días pasados, la comunidad académica y científica de todo el país hizo llegar una carta el Presidente de la República, exhortándolo a revelar su voluntad política para fortalecer a Colciencias y liderar la salvaguarda de la institucionalidad propia del sector.

Más recursos, más trabas administrativas. UdeA Noticias habló con Jairo Humberto Restrepo, vicerrector de investigación del Alma Máter, sobre las spin off, la nueva medición de Colciencias y la encrucijada legislativa que preocupa a los investigadores universitarios. (10 de febrero de 2012).





No hay comentarios:

Publicar un comentario