miércoles, 26 de junio de 2013

Colombia se une a cruzada mundial por salvar los mares

ORIGINAL: El Tiempo
Por: REDACCIÓN VIDA DE HOY
26 de Junio del 2013
Colombia es el tercer país más vulnerable a los efectos del cambio climático en el mundo. Foto: El Tiempo
El Minambiente firmó vinculación a la Alianza Mundial a favor de los Océanos.

Esta es una coalición de 140 socios liderados por la Organización de las Naciones Unidas (ONU) y el Banco Mundial, para trabajar por la salud del mar.

El objetivo de la Alianza es abordar y solucionar los ya reconocidos problemas de sobreexplotación pesquera, contaminación y pérdida de hábitats naturales marinos, que contribuyen al agotamiento de los recursos naturales que proporcionan alimentos, medios de vida y servicios ecológicos vitales para el mundo.

En la GPO hay una importante representación de gobiernos y agencias gubernamentales, organizaciones del sector privado, de la sociedad civil, fundaciones y entidades multilaterales y de investigación, que a través de un esfuerzo conjunto buscan combinar sus experiencias y su fuerza financiera para tener océanos más saludables.

"Colombia es uno de los países megadiversos del planeta, el tercero más vulnerable a los efectos del cambio climático, con alrededor de 45 por ciento de territorio marino. Por eso esta vinculación es muy importante, además porque está en línea con la prioridad que desde el Ministerio le estamos damos a los asuntos marinos y costeros con lo que hemos bautizado como la Agenda Azul", expresó el ministro Juan Gabriel Uribe.

Hoy, Colombia protege menos del 2 por ciento de sus áreas marinas y costeras, esto a pesar de que el Convenio de Diversidad Biológica indica que ese porcentaje de preservación debe ser de al menos el 10 por ciento. El 12 por ciento de la población nacional vive en zonas costeras y depende del mar para subsistir.

Según análisis del Instituto de Investigaciones Marinas y Costeras (Invemar), el mar colombiano resiste una creciente contaminación de aguas servidas –es decir aquellas que llevan desechos humanos orgánicos–, que no tienen ningún tratamiento. No importa el municipio; todo va a dar al Pacífico o, principalmente, al Caribe, a través del río Magdalena, que recibe la descarga de casi todo el país. Sólo el 30 por ciento de los asentamientos costeros tienen alcantarillado y la mayoría no tratan sus aguas residuales.

A esto hay que sumarle los desechos agrícolas y ganaderos y los que dejan la minería y la tala de las selvas. Científicos del Invemar, dice su director, Francisco Arias, han detectado en el mar contaminación microbiológica por cuenta del vertimiento de aguas negras en algunas playas con actividad turística, principalmente en Buenaventura y Tumaco.

A eso se está sumando la deforestación de los bosques, que originan mucha erosión que es tierra y sedimentos que se desprenden de las zonas montañosas; van a dar a los ríos y en algún momento llegan al mar, situación que se hace evidente en las Islas del Rosario

La vinculación del país a la Alianza, que busca reducir estos inconvenientes, se oficializó con la presencia de Jostein Nygard y Marco Alcaraz, representantes del Banco Mundial, y con el aval de Elizabeth Taylor, la directora de asuntos Marinos Costeros y Recursos Acuáticos del Ministerio, una oficina que fue recientemente creada para darle prioridad al trabajo marino en ambas costas.

REDACCIÓN VIDA DE HOY

No hay comentarios:

Publicar un comentario