miércoles, 7 de diciembre de 2011

Emergencia invernal en Bogotá

ORIGINAL: Semana

INVIERNO El desbordamiento del río Bogotá y las inundaciones en las localidades de Bosa, Engativá, Kennedy y Fontibón llevaron a las autoridades distritales a declarar la alerta máxima en toda la ciudad.
Miércoles 7 Diciembre 2011
Cortesía Así luce la Ciudadela El Recreo, en Bosa, donde el alcantarillado se rebosó ante los altos niveles que registra el río Bogotá.
En las últimas horas, el Comité Distrital de Emergencias aprobó la declaratoria de emergencia en todo el territorio de Bogotá debido al riesgo de inundaciones y deslizamientos que se pueden presentar por la creciente del río Bogotá.

La alcaldesa encargada, Clara López, señaló que “la emergencia implica un plan específico, coordinar con la gobernación de Cundinamarca áreas para descargar el río Bogotá, además de garantizar atención en salud, evacuación y atención a las familias damnificadas, entre otras acciones”.

Así mismo, indicó que los organismos de emergencia intensificarán el monitoreo en los puntos de las localidades ribereñas al río Bogotá y en las zonas de ladera en la capital para prevenir más inundaciones.

Son 115 puntos críticos todos en peligro de deslizamiento, la comunidad está alertada y todos los comités locales están trabajando en los dos frentes de emergencia que son el río y la ladera”, manifestó la alcaldesa.

El desbordamiento del río Bogotá deja más de 8.000 personas afectadas en el sur de la ciudad. Los habitantes del barrio Patio Bonito y de las localidades de Bosa, Kennedy, Fontibón y Engativá son los más afectados por la creciente de las aguas, que alcanzaron niveles históricos e inundaron al menos 700 predios de la zona.

En la localidad de Bosa, cerca de 500 viviendas están inundadas y el Acueducto de Bogotá monitorea la situación para evitar que las aguas negras provoquen infecciones a los habitantes.

En el barrio El Tintal, de la localidad de Kennedy, el condominio Tierra Buena, compuesto por 190 viviendas, se vio afectado por las inundaciones, por lo que sus habitantes debieron pasar la noche a la intemperie.

Así mismo, en Engativá al menos 30 casas, un colegio y el puente que comunica a la localidad con el parque la Florida se encuentran inundados.

Para atender estas emergencias, se instaló un Puesto de Mando Unificado (PMU) en estos sectores, en el que participan miembros de 
  • la alcaldía local, 
  • el FOPAE, 
  • el Cuerpo Oficial de Bomberos de Bogotá, 
  • la Secretaría de Integración Social y 
  • la Empresa de Acueducto y Alcantarillado.


En materia vial el panorama no es más alentador. La variante Teletón de la vía Bogotá-Chía permanece con paso restringido, mientras la variante Cota-Guaymaral y la vía Cota-Suba permanecen cerradas.

De la misma forma, la vía Circunvalar, en el oriente de Bogotá, continúa cerrada entre las calles 84 y 92 por el derrumbe de tierra y piedras que se registró en las horas de la mañana de este martes. Los trabajos de remoción de escombros tardarán al menos ocho días.

Las autoridades hacen un llamado a los ciudadanos para que estén atentos a las instrucciones que se puedan impartir en las diferentes localidades a través de los Comités Locales de Emergencias y para que acaten las recomendaciones del Sistema Distrital de Prevención y Atención de Emergencias (SDPAE), en especial las relacionadas con procesos de evacuación preventiva o definitiva.

La administración local está estudiando la posibilidad de solicitar ayuda tecnológica internacional para mitigar los impactos del invierno. “Estamos buscando contacto con la Embajada de Estados Unidos y de Venezuela donde se encuentran los equipos de bombeo necesarios para poder sacar el agua por encima de los jarillones, porque todo nuestro sistema está totalmente ahogado por el nivel del río”, indicó Clara López.

La alcaldesa de Bogotá citó a una rueda de prensa este miércoles para dar a conocer el plan integral que se instrumentará para atender esta emergencia invernal en todo el territorio bogotano. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario