martes, 3 de septiembre de 2013

Investigadores en el exterior despertaron el debate científico

ORIGINAL: El Colombiano
Por MARIO A. DUQUE CARDOZO
3 de septiembre de 2013


ILUSTRACIÓN ESTEBAN PARÍS
Las declaraciones de la directora de Colciencias generaron un debate sobre la ciencia en el país.

Hay debate en la ciencia colombiana. O entre los científicos, mejor.

Más de 700 de ellos, la mayoría ubicados en el exterior, enviaron una carta a la directora del Departamento Administrativo de Ciencias, Tecnología e Innovación (Colciencias), Paula Marcela Arias, rechazando las declaraciones de la funcionaria en entrevista con este diario sobre las posibilidades de regreso de los científicos colombianos que trabajan en otros países.

"Si la gente está bien acomodada, investigando y ganando bastante, para qué le dices que lo vas a traer si no tienes las condiciones", respondió Arias en la entrevista, a la pregunta de cómo hacer para traer de vuelta a los científicos que Colombia tiene en el exterior.

Precisamente esa diáspora, como se autodenominaron, expresa en su misiva a Arias (ver abajo "La carta de los científicos colombiano") sus puntos de vista y señala, entre otros que "mucho más que dispuestos a regresar, anhelamos hacerlo".

No fue la única carta. La Academia Colombiana de Ciencias Exactas, Físicas y Naturales (Accefyn), en cabeza de su director, Enrique Forero, también escribió a la funcionaria: "llama la atención el énfasis que usted da a la innovación y a la investigación aplicada, aparentemente ignorando la investigación fundamental".

Lo cierto del caso es que la ciencia en Colombia está en debate, que incluye desde las prioridades de Colciencias, el presupuesto para la entidad, hasta la formación y ocupación de los científicos con que se cuenta, tanto dentro como fuera del país.

El énfasis de Colciencias
Para la directora Arias, el asunto está en la innovación, en el "fortalecimiento y generación de productos nuevos para las empresas", dijo en la entrevista del pasado 26 de agosto.

Y ese es, precisamente, uno de los puntos álgidos para la Accefyn.

"No hay un país que invierta en ciencia básica y haya avanzado. Si la ciencia es la cenicienta, la ciencia básica aún más", opina Forero para replicar la apuesta por la innovación.

En la misma línea se expresa el director de investigación de Eafit, Félix Londoño, cuando señala que "el reclamo es que hay una orientación muy fuerte hacia innovación y a creer que los recursos van a dar resultados de productos comercializables a corto plazo. Quizá lo que hay que entender que para poder sostener unas capacidades de resolución de los problemas hay que inyectarle recursos a la ciencia básica".

Incluso la Diáspora de Científicos e Investigadores Colombianos también se preocupó por el tema: "Hemos aprendido que es justamente a partir del fortalecimiento de la investigación en ciencia básica que se han alcanzado niveles de aplicación y desarrollo tecnológico patentables", mencionan en su carta.

De investigadores fugados
"Ser investigador requiere curiosidad, disciplina, unos sacrificios personales muy importantes. Es una vocación. Es un trabajo arduo, de años, invisible para la sociedad", dice la directora de Colciencias reconociendo el valor de aquellos que se dedican a la investigación.

Pero fueron sus apreciaciones sobre la posibilidad de retorno de los investigadores que están en el exterior lo que más impactó a los firmantes de la carta de la Diáspora.

"¿Qué sacamos con preparar 500 doctores por años si no hay como absorberlos, porque la ciencia es la cenicienta de los gobiernos?", pregunta Forero.

Incluso más allá de un tema de dineros que podría atravesar la discusión, se trata de un asunto de posibilidades.

"Lo importante es que nos incluyan en la construcción de mecanismos y estrategias para que podamos retornar y vincularnos en las actividades de investigación, en todos los campos, en el país", señala Esteban García Tamayo, ingeniero físico, candidato a doctor en Materiales Nanoestructurados, de la Delft University of Technology, en los Países Bajos.

Para la candidata a PhD en Ciencias de las Plantas en Holanda, Diana Londoño, el retorno se complica porque no hay suficientes plazas laborales. "Básicamente las universidades son el empleador y no tienen capacidad para absorber a todos los que van llegando. En el servicio público no se abren suficientes plazas. Y las empresas casi no contratan doctores por costos".

Félix Londoño concuerda y agrega que apenas ahora las empresas están reconociendo la importancia de tener unidades de investigación y desarrollo que cuenten con profesionales con doctorado.

"Si uno pregunta cuántos doctores hay en las grandes empresas del país y uno se encuentra que los números son muy bajos, mientras que sus competencias en el exterior sí han entendido lo importante de tener esos doctores vinculados", cuestiona Londoño.

Y que no bastaría con contratarlos, pues si un doctor llega al país y no encuentra la manera de trabajar como investigador, a la vuelta de algunos años ya no se tiene doctor, porque se desactualiza, opina el director de Investigación de la Universidad Eafit.

Finalmente, lo que busca el grupo de la Diáspora, que cuenta ya con unos 1.500 miembros es, a largo plazo, "continuar mejorando las condiciones locales para garantizar que los doctores formados estén interesados en volver".

Un asunto de ciencia
La pregunta que subyace es qué pasa con la ciencia en Colombia. Para Forero el problema radica en la falta de planeación a largo plazo, lo que está en contravía de los ritmos de la investigación.

"El país no tiene políticas de Estado para nada. Hay políticas de gobierno, que duran lo que dura el presidente de turno", agrega.

Además, se necesita fortalecer Colciencias. La entidad "perdió capacidad de acción y de gestión. Falta mayor coordinación y articulación del sistema nacional de ciencia y tecnología", señala Londoño.

Forero también señala el debilitamiento del aparato científico colombiano, señalando incluso que pese a los dos billones de pesos de las regalías que irían para Colciencias, el presupuesto para ciencia ha disminuido.

"Para 2014 el 70 por ciento se va en becas, el 30 por ciento para investigación. Si antes se apoyaba el 20 por ciento de los proyectos hoy se hace con el 2,5 por ciento. Cómo fortalecer la ciencia en esas condiciones. Le rogamos al Gobierno que le dé a Colciencias los medios que necesita para ser la rectora de la ciencia en Colombia, que no los tiene".

¿CÓMO FUNCIONA?


UN GRUPO CON MÁS DE 1.500 MIEMBROS

El grupo Diáspora de Científicos e Investigadores Colombianos surgió hace dos semanas. "Es un grupo lo más propositivo posible. Sí, crítico, pero propositivo. No nació como una respuesta reaccionaria", explica Esteban García Tamayo, ingeniero físico, candidato a doctor en Materiales Nanoestructurados y moderador del grupo en Facebook.

"Queremos ser considerados como un activo del país. No solo podemos generar grupos de trabajo conjunto con nuestros colegas en Colombia, sino que podemos ayudar a atraer recursos de investigación, además de motivar estudiantes en ciencias sociales, básicas, aplicadas y tecnología, y tomar una carrera en investigación como una posibilidad atractiva".

ANTECEDENTES

EL FLORERO DE LLORENTE
Desde hace un par de meses los colombianos estudiantes de doctorado en el exterior se sentían abandonados por Colciencias con la cancelación de una convocatoria que emplearía a varios doctores en universidades y empresas del país. Se trató de la convocatoria 617 que cerró el capítulo de inserción laboral en la industria colombiana, que es lo que solicitan los científicos que se están formando en las universidades de otros países: posibilidades de regresar al país para compartir lo que aprendieron fuera y generar conocimiento que aporte al desarrollo.


TEXTUALMENTE

La carta de los científicos colombianos

DIÁSPORA DE CIENTÍFICOS E INVESTIGADORES COLOMBIANOS

"Como grupo de Colombianos que actualmente estamos realizando actividades académicas, científicas y de investigación por fuera del país, nos dirigimos a usted desde nuestra posición de Diáspora de Científicos e Investigadores Colombianos. Motivados por las falencias que vemos en las políticas de ciencia, tecnología e investigación del país, hemos conformado un grupo de discusión cuyo objetivo principal es aportar nuestra experiencia para que juntos superemos dichas fallas. Por lo tanto, esperamos no sea ésta la última comunicación que usted reciba de nosotros.

Después de leer la entrevista concedida por usted al periódico El Colombiano el día 26 de agosto de 2013, titulada "Faltan más y mejores científicos", nos sentimos en la obligación de hacerle algunos comentarios al respecto.

Nos duele la indiferencia con que usted se refiere a la diáspora científica colombiana en dicha entrevista. Al ser cuestionada sobre los investigadores que nos encontramos en el exterior y las dificultades que encontramos para retornar al país, responde usted: "El que quiera hacerse rico que no se dedique a ser investigador o profesor universitario".

Señora Directora, se equivoca usted al pensar que quienes salimos de Colombia para desarrollar actividades de ciencia, tecnología e investigación lo hicimos con el objetivo de acumular riquezas. En esta actividad no es fácil hacerse rico, ni en Colombia ni en ningún otro lugar del mundo. Si salimos del país, fue motivados por el deseo de educarnos en los centros de pensamiento más importantes del mundo y por las oportunidades que se nos brindan en otras latitudes para desarrollar nuestras actividades en buenas condiciones de trabajo. Sin embargo, ahora que hablamos de riqueza, quisiéramos expresarle que, contrario a lo que usted piensa, la mayor riqueza que anhelamos es la posibilidad de retornar al país a hacer lo que sabemos, estando cerca de los que queremos. Ahora, frente a la posibilidad de motivar el retorno de los investigadores que se encuentran por fuera del país, responde usted: ‘No se puede pelear contra lo obvio. Si la gente está bien acomodada, investigando y ganando bastante, para qué le dices que lo vas a traer si no tienes las condiciones’. Nosotros pensamos lo contrario. Es grande y muy variado el talento que tiene el país por fuera de sus fronteras. Sin embargo, pareciera que usted nos da por perdidos, sugiriendo que no es posible propiciar nuestro retorno, y haciendo parecer que no podríamos tener suficiente amor por Colombia para abandonar una buena oportunidad en otro lugar (que no necesariamente es algo cómodo y/o en lo que se gane ‘bastante’) para trabajar por y en el país.

Mucho más que dispuestos a regresar, anhelamos hacerlo. Y consideramos que, siendo la institución encargada de promover el desarrollo del país a partir de procesos serios en ciencia, tecnología e innovación, Colciencias debe impulsar la creación de lugares para la ciencia y la promoción de políticas que permitan nuestra vinculación a procesos de innovación y desarrollo. No esperamos que Colciencias sea una catapulta para llenarnos de dinero, pero sí que genere las condiciones adecuadas para desempeñarnos en nuestras áreas correspondientes, y así poder transferir y aplicar las experiencias y conocimientos adquiridos después de haber experimentado la ciencia, la investigación, la innovación y el desarrollo en diferentes lugares del mundo. Adicionalmente, quisiéramos manifestarle nuestra posición frente a su comentario: ‘Queremos grupos más cargados al tema de patentes y de producción con impacto que a la simple producción académica’. Vemos con preocupación la falta de apoyo de parte de Colciencias a los procesos de ciencia básica, que son el fundamento del desarrollo tecnológico y científico y, por ende, la herramienta esencial para la modernización que tanto se pregona. Desde nuestra experiencia en algunos de los centros de investigación con más producción de patentes y desarrollos tecnológicos de alto impacto en el mundo, hemos aprendido que es justamente a partir del fortalecimiento de la investigación en ciencia básica que se han alcanzado niveles de aplicación y desarrollo tecnológico patentables. Colombia no puede seguir ignorando el capital humano con formación de alta calidad que se fuga y se ha fugado desde hace mucho tiempo. Es necesario generar las condiciones que propicien el retorno al país de ese capital humano, y así aprovechar su conocimiento y experiencia. Nos gustaría que reconsidere su posición frente a los miles de colombianos que nos estamos preparando fuera y dentro del país; no nos olvide, no nos relegue y no nos subestime. Ayude y déjenos ayudar para que diversos sectores del país, tanto públicos como privados, guiados por Colciencias, abran las puertas de regreso a tantos compatriotas altamente calificados que tanto tienen para aportar al desarrollo del país. Finalmente, manifestamos nuestro compromiso para seguir aportando a la discusión y a las acciones que permitan encaminar por buena vía los procesos en ciencia, tecnología e innovación en nuestro País".

EN DEFINITIVA
Un artículo publicado en este diario generó reacciones de la comunidad científica dentro y fuera del país. El debate sobre la ciencia y sus recursos son el tema de fondo

Interacción y participación
6 Comentarios - 3 de septiembre de 2013

jjalvarez Comentario realizado el 9/3/2013 8:29:44 AM

Un país que no invierte en educación e investigación que puede esperar a futuro?, máxime cuando quienes dirigen entidades tan serias salen al paso con declaraciones "irresponsables", que desconocen el pensamiento , esfuerzo y anhelos de quienes en tierras lejanas añoran regresar a su país y poner al servicio todo lo aprendido. Para la señora Arias, es bueno que tenga en cuenta , que cuando una persona elige el camino de la investigación su finalidad no es llegar a ser millonario; para esto existe otros mecanismos los cuales en nuestro país no propiamente son la educación y la investigación.

jdelcampillo Comentario realizado el 9/3/2013 8:26:03 AM

Es urgente que el Gobierno inicie un amplio diálogo con la Academia, la Ciencia y la Diáspora, a fin de recuperar el valioso patrimonio intelectual. Pero Qué esperar de un Gobierno que no escucha...? Un Gobierno sordo...? vemos el claro ejemplo en las marchas campesinas, no contesta derechos de petición...estamos en un desgobierno total.

adrian.higuita Comentario realizado el 9/3/2013 7:23:46 AM

completamente de acuerdo con los comentarios y debate generado, conceder que tanto colciencias como el gobierno deben replantear el mecanismos para alimentar y fortalecer la innovación. tenemos Colombianos trabajando para la medicina, la industria,la tecnología y hasta en las ciencias políticas, en el exterior! de fortalecer y hacer crecer las ciencias básicas y crear politicas de estado mas solidas, ayudaremos al crecimiento real de la investigacion en Colombia

TayoTamayo Comentario realizado el 9/3/2013 7:22:37 AM

Nunca, lo que hace que tengo uso de razon habia leido un Plan de Gobierno que incorporara un eje tematico en su plan de gobierno tan importante como la Innovacion, pero tristemente van tres años y se ira campante de la casa de nariño, sin ponerle ruedas a este tema de tanta envergadura para el pais. Nuestro indicador de Doctorados por cada millon de habitantes es de los mas bajos de latinoamerica. Debemos formar mas y mejores doctores que contribuyan a incrementar la competitividad del pais a traves de la generacion de patentes y marcas.

Pascal Comentario realizado el 9/3/2013 7:14:20 AM

Hace algunos años, el gobierno decidió invertir en el deporte, y ya se empiezan a ver los frutos, lo mismo debe hacer con la ciencia, el pais tiene cientificos muy importantes, pero por falta de apoyo, ese tesoro tan grande lo están explotando en el exterior... Invietan en lo nuestro saquemos nuestro pais adelante...

No hay comentarios:

Publicar un comentario