viernes, 30 de agosto de 2013

En Medellín han perecido 720 árboles por muerte súbita

ORIGINAL: El Colombiano
Por RODRIGO MARTÍNEZ ARANGO
30 de agosto de 2013 


Original: El Colombiano

Como los humanos, los árboles también se mueren de repente. Así lo reveló un estudio realizado por el Área Metropolitana, a través de un convenio con las Universidades Nacional y la Escuela de Ingeniería de Antioquia que permitió detectar que de una muestra de 11.710 árboles de 25 especies, 720 mostraron síntomas de muerte súbita.

El profesor de Ingeniería Forestal de la Universidad Nacional, Flavio Moreno, director de la investigación, dijo que para el estudio se cuenta con expertos en silvicultura urbana, cambio climático, contaminación atmosférica, fitopatología y entomología.

Agregó que el Área Metropolitana se interesó por este trabajo, porque se detectó que desde hace algunos años varios árboles de la ciudad estaban presentando un fenómeno de mortalidad sin ninguna explicación y con una cifra por encima de la que se esperaría de cualquier población.

En 2010 se hizo una primera fase con la Escuela de Ingeniería de Antioquia, en la cual se reconocieron las primeras 15 especies más afectadas.

Para 2012 se inició la segunda fase, en la cual se involucró la Universidad Nacional. En ella, se analizaron los posibles factores, tales como clima, contaminación de la ciudad, ataque de insectos y de hongos, mala nutrición, inadecuada localización, daños físicos por podas mal hechas, heridas o daño por parte de las personas y localización inadecuada en aceras, calles y avenidas.

Explicó que los síntomas de este fenómeno se manifiestan en pérdida anormal de follaje, retraso en la producción de hojas y muerte de ramas desde su parte terminal hacia el tronco, y desde la parte más alta de la copa hacia la base.

"Es una muerte prematura que nada tiene que ver con procesos naturales. Es similar a lo que sucede con un niño o joven que se muere sin tener una enfermedad previa. Todo el mundo se alerta a ver qué pasó y eso es lo que le ocurre a estos árboles. Sin embargo, aunque la investigación apenas comienza (detectamos el problema desde 2008), y se está trabajando bien, la solución es a largo plazo", dijo el ingeniero forestal León Morales, integrante del equipo.

Las especies más afectadas son la palma payanesa, el pero de agua, guayacanes, tulipán africano, casco de vaca, eucaliptos y gualanday, entre otras.

No hay comentarios:

Publicar un comentario