martes, 26 de marzo de 2013

Los padrones del Metro

ORIGINAL: El Mundo
25 de Marzo de 2013


Carlos Cadena Gaitán
El bus es el símbolo del transporte colectivo por excelencia en cualquier ciudad del mundo. Sin embargo, en Medellín, viajar en bus todavía deja mucho qué desear. 

La movilidad sostenible está de moda. Nuestra gente empieza a entender que la congestión vehicular no se soluciona con más vías. Los antioqueños ya comprendimos que el ‘pico y placa’ no fue más que una medida temporal, aceptamos que tarde o temprano nos tenemos que bajar del carro para utilizar alternativas sostenibles de movilidad. Aún más impresionante -en una sociedad tan materialista como la nuestra- los ciclistas y peatones estamos lentamente dejando de ser invisibles para los gobernantes; cada vez somos más, y cada vez la ciudadanía nos acepta mejor. 

Montar en bus en Medellín todavía no es una experiencia agradable. En general, son incómodos y contaminantes, hay que hacer maromas para montarse y bajarse, y fuera de eso pagar varias veces si se hacen trasbordos. Curiosamente, aunque algunos conductores manejan a velocidades peligrosas, el transporte en bus sigue siendo lento, primordialmente porque no tiene carriles prioritarios, sino que termina metido en los mismos tacos que el resto de los carros.

Hace años es urgente revolucionar el transporte en bus para evitar el caos seguro que trae la adicción al carro. Se le reconoce a los exalcaldes Fajardo y Salazar, y a sus valientes secretarios de Transporte, José Fernando Ángel, Ricardo Smith y Rafael Nanclares sus formidables esfuerzos por meter en cintura a los transportadores. Sin embargo, la lucha ha sido larga, y bastante invisible para el ciudadano del común. 

10 NUEVOS BUSES PADRONES REFUERZAN EL SERVICIO EN LA LÍNEA 1 DE BUSES DESDE EL MIÉRCOLES 20 DE MARZO. Foto: Metro Medellin
La semana pasada, esta revolución silenciosa dio un paso importante. Nuestro Metro, con recursos del Municipio de Medellín, inauguró diez nuevos buses padrones diseñados con todas las características de comodidad y seguridad que debe tener un bus de este siglo. Son buses con capacidad para 90 personas, movidos por gas natural vehicular, y con elevadores para el ingreso y salida de usuarios con movilidad reducida. Apenas esté lista la Pretroncal por la Avenida Oriental, tendremos 36 buses limpios, cómodos, seguros y organizados movilizando 8.000 nuevos usuarios diarios, en esa zona crítica de la ciudad. 


Con un servicio como este, bajo la gestión eficiente de la “empresa más querida por los antioqueños”, podemos soñar con que el bus deje de ser una opción desagradable. 

Es urgente que quienes todavía viajan en bus no se sientan obligados a huir de esa opción. Necesitamos que el bus le aporte más viajes al Metro, que todos estos viajes y trasbordos se puedan hacer pagando una sola tarifa con la tarjeta cívica, y que se logre atraer a aquellos que todavía creen que la moto o el carro son mejores opciones diarias. 

Con los nuevos padrones nos encaminamos hacia el objetivo correcto. No solo necesitamos que el bus continúe siendo la opción diaria de movilidad del 28 % de los medellinenses sino que se vuelva suficientemente atractiva para atraer muchos más viajes diarios. En París, por ejemplo, 78.1 % de los viajes de trabajo en la zona céntrica se hacen en bus o metro, mientras que en Tokio, ese número alcanza un abrumador 91.8 %.

Bien por nuestro Metro que adicionalmente ha capacitado a 113 nuevos conductores para los padrones, a través de la Institución Universitaria Pascual Bravo. Estos conductores, quienes venían de trabajar en empresas de transporte de la ciudad, ahora no solo contarán con horarios fijos, prestaciones sociales y días de descanso, sino que quedan picados por el ‘bichito’ de la educación. Me cuentan que ya varios de ellos se entusiasmaron a empezar sus carreras profesionales. Nadie duda que en esta sociedad nuestra la educación es el camino.

No hay comentarios:

Publicar un comentario