martes, 1 de octubre de 2013

El desove de los corales: un evento único afectado por el Canal del Dique

ORIGINAL: Semana
Los corales son animales marinos que se reproducen principalmente de forma sexual.
Seis días después de la luna llena de septiembre, una vez al año, los corales formadores de arrecife desovan. Vea aquí imágenes en exclusiva de este espectáculo.

El pasado miércoles 25 de septiembre sucedió este evento único en la naturaleza colombiana. Los arrecifes coralinos son los ecosistemas más biodiversos del planeta. Las unidades estructurales más importantes en la formación de estos ecosistemas son los corales; diminutos arquitectos que viven en colonias que construyen permanentemente un esqueleto externo para su protección, dando lugar así a estos oasis de las zonas tropicales del planeta, en los cuales habitan cerca del 25 por ciento de las especies marinas conocidas.

Los corales son animales marinos que se reproducen principalmente de forma sexual. La reproducción de las especies más importantes para el arrecife, se da a través de la liberación de huevos y esperma al mar para ser fecundados. Una vez fertilizados estos huevos, se forman los embriones de coral, luego las larvas.

Estas larvas se desplazan por el mar, llevadas por las corrientes, hasta asentarse en el sustrato de su preferencia; así entran como nuevas colonias. De los millones de huevos que producen estos corales, menos del 2 por ciento logra el asentamiento y de este 2 por ciento una fracción todavía menor sobrevivirá para ser un adulto y entrar en etapa reproductiva.

Esta liberación de gametos de especies formadoras de arrecifes, conocida como desove coralino es un acto mágico de sincronización, en el que además se reproducen esponjas, estrellas de mar, peces, entre otras especies del arrecife.

A continuación las imágenes de este proceso el día 25 de septiembre de 2013:
Foto: Santiago Ramírez.
Foto: Santiago Ramírez.
Foto: Santiago Ramírez.
En el Caribe colombiano, el evento del desove coralino, puede observarse seis días después de la luna llena de septiembre, cuando las aguas son cálidas, hay poco viento y bajo oleaje, la marea es baja,  tres horas después del ocaso, en la oscuridad de la noche.

Cerca de la Bahía de Cartagena, en la zona norte de Barú, la empresa Ecoral, contratada por Grupo Argos S.A., está desarrollando una investigación con diferentes componentes (estudiando aguas litorales, playas, acantilados, manglares, corales). El componente de arrecifes coralinos, liderado por Elvira María Alvarado Dr.Sc. (quien ha dedicado su vida al estudio de los corales, especialmente, a los arrecifes continentales de Islas del Rosario), participó en el desove coralino, con el fin de lograr un mejor entendimiento de este fenómeno reproductivo, para responder a una de las preguntas científicas de la investigación: ¿Qué está pasando con estos ecosistemas?

Esta  es una pregunta urgente ya que en el sistema Barú-Islas del Rosario encontramos menos del 23 por ciento de cobertura coralina; un arrecife en buen estado tiene una cobertura igual o superior al 50 por ciento.

Por esto el grupo de arrecifes coralinos está participando activamente en el desove para entender cómo el Canal del Dique está afectando la reproducción de estos ecosistemas estratégicos. La hipótesis es que por bajas salinidades, altas temperaturas, elevadas concentraciones de nutrientes y material particulado, hay muy bajas tasas de fertilización, y alta mortalidad de las crías que se producen los cual se traduce en bajo ingreso de reclutas de coral al arrecife. 

Así, este evento, que sucede una vez al año, podría dejar de existir si no se toman las medidas necesarias para preservarlo de su propio entorno.

No hay comentarios:

Publicar un comentario